Jardín zen: descubre las claves del diseño de jardines japoneses

Diseño de jardines

Si te dijéramos: “Cierra los ojos e imagina un jardín”, seguramente lo primero que te vendría a la mente sería uno bien verde, cubierto de un buen césped, quizás con una gran piscina, y adornado de muchas flores y arbustos de variados colores, con árboles impresionantes y una terraza desde la que cómodamente contemplar toda esta riqueza. ¿Nos equivocamos?

Así son los jardines que admiramos en esta pequeña parte del mundo. Sin embargo, hace años que empezó a popularizarse en Europa un estilo que poco tiene que ver con lo que hemos descrito y que nos llega procedente de la otra punta del planeta. Un tipo de jardín cuya belleza reside en la simplicidad, la escasez de ornamento y la ausencia de color. La grava, las rocas y las líneas curvas son sus protagonistas. ¿Empieza a sonarte a cuál nos estamos refiriendo?

Su nombre formal es ‘Karesansui’, pero lo conocerás más como jardín japonés o, directamente, jardín zen. Su significado y simbología, sus cualidades relajantes cautivaron el corazón de muchos y, hoy en día, es fácil verlos tanto en espacios exteriores, como en interiores de muchas viviendas, e incluso ¡sobre cualquier repisa!

 

¿Qué es y cómo hacer un jardín zen?

El origen de los jardines zen o jardines japoneses se remonta a unos 500 años atrás. No es casualidad que las líneas curvas sean las protagonistas, ya que esta característica imita la estética dominante en la naturaleza y en los espacios destinados para la meditación de los monjes. Los elementos del jardín se utilizan para simbolizar las fuerzas de la naturaleza y su equilibrio. Ríos, montañas, islas, el mar… Acaban de trasmitir serenidad y paz.

En el diseño de los jardines zen se busca mostrar la esencia de la naturaleza y su belleza a través de la elegancia de lo simple y de lo permanente  para invitar a la relajación y eliminar toda superficialidad y distracción.

Sus elementos no exigen un complicado mantenimiento y esto lo convierte en una opción válida para cualquier tipo de clima, aquí reside una de las causas de su creciente aceptación y popularidad. ¿De qué elementos estamos hablando? ¿cómo hacer un jardín zen?

La arena, la grava y las rocas son los materiales más utilizados para cubrir el espacio, el césped no se utiliza. Los dos primeros simbolizan las fuerzas contenidas de los ríos y mares a través de sus ondulaciones tan características. El color verde y las referencias a la vida vienen dados por especies de plantas como helechos, musgos o algunas flores exóticas e interesantes. El bonsái, utilizado frecuentemente expresa la fuerza de supervivencia de la naturaleza, la capacidad de abrirse paso en situaciones difíciles. Los antiguos monjes los recogían de entre las rocas y los trasplantaban en sus monasterios. Cuando el espacio lo permite suele ser común diseñar estos jardines con senderos de piedras, pasos de madera o algún estanque sobre el que pasa un puente.

Jardín zen mini

¿Y qué otro motivo ha popularizado tanto este tipo de jardines? Entre otras cosas que para crearlo no se requieren grandes dimensiones. De hecho, el jardín zen en miniatura es una de las variantes más fáciles de encontrar en un hogar. Un tablero rectangular será suficiente para crear tu propio jardín zen y dar un toque especial a la decoración de tu casa.

Jardines zen exteriores

El uso de pocas especies y muchas veces rústicas y resistentes ayudan a que estos jardines puedan crecer y mantenerse sin problemas bajo cualquier condición climática. La misma idea de fuerza de la naturaleza que encierran comporta que puedan sobrevivir de manera óptima en exteriores, incluso si las horas de sol escasean, las lluvias abundan o las noches son heladas. Este tipo de jardines no tienen problemas para subsistir.

Jardín zen interior

Sus elementos inertes y la rusticidad de sus especies vegetales lo hacen también apto para su diseño en interiores. Puede ser en formato mini, pero si dispones de espacio para ello, te sorprenderán las posibilidades que ofrecen para integrarlo con la decoración de tu hogar.

Para cualquier duda o recomendación, no dudes en solicitarla a nuestros expertos jardineros de greenline en Barcelona.

 

¿Necesitas ayuda de un profesional para el diseño de jardines? ¡Déjalo en nuestras manos! Contactar con jardineros en Barcelona.

2018-11-08T10:45:07+00:00 noviembre 8th, 2018|Diseño de jardines|Sin comentarios

Deje su comentario