Diseño de jardines verticales: espacios verdes en la ciudad

Diseño de jardines

Los jardines verticales todavía no son muy habituales de ver, pero cuando se presentan ante nuestros ojos, nos dejan absolutamente maravillados. No nos hemos acostumbrado a la idea de que un jardín no solo puede extenderse a lo largo de una superficie, sino también trepar por ella de manera vertical con un resultado tan impactante.

Los jardines verticales aparecieron en nuestra vida como la perfecta solución para dar el toque de frescura y naturalidad a entornos en los que era imposible lograrlo de otra manera. Y es que la idea no podía ser más brillante: suplir la falta de espacios verdes en las ciudades aprovechando su infraestructura para construir jardines en los muros, paredes, fachadas y tejados.

El sistema de los jardines verticales se sustenta gracias a la propia naturaleza. Es posible tapizar con plantas lugares como paredes o muros porque muchas de ellas no requieren suelo vegetal para crecer, sino tan solo agua y óptimas condiciones climatológicas generales. Y lo más bello de ellos es que si las plantas subsisten es porque se dan relaciones simbióticas entre ellas para lograrlo.

Esta capacidad innata de algunos vegetales permite que podamos encontrar jardines verticales de cualquier tipo:

  • Jardines verticales de interior
  • Jardines verticales en muros
  • Jardines verticales en fachadas
  • Jardines verticales en edificios
  • Jardines verticales en casa
  • Jardines verticales en terrazas pequeñas

Plantas para jardines verticales

Lo único que exigen los jardines verticales es emular las condiciones necesarias para que las plantas crezcan y convivan de manera suspendida. Para ello, la elección de las especies para jardines verticales será vital. Tendremos que evitar plantas invasivas que puedan acaparar el espacio de las otras, agruparlas en función de sus necesidades de agua o luz y, en definitiva, distribuirlas en el espacio en función de sus características.

Y no solo podemos encontrar versiones de jardines verticales salvajes y frondosos, existen de cualquier especie:

  • Jardines verticales con flores
  • Jardines verticales con suculentas
  • Jardines verticales de hortalizas

Origen de los jardines verticales

¿De dónde proviene esta idea? Su origen no corresponde a un momento, lugar, persona o empresa concreta. Muchas civilizaciones vieron el potencial y grandes beneficios que podían aportar al entorno y en muchos lugares de América, Europa y Asia encontramos bastantes ejemplos.

En el caso concreto de España, todavía no estamos acostumbrados a ellos como sí ocurre en países cercanos como Alemania o Francia. Especialmente en este último, donde ya existe una legislación referente a los jardines verticales que se espera que se copie en otros países.

Jardines verticales de Patrick Blanc

Sin embargo, si tuviéramos que destacar un nombre concreto sería, sin ninguna duda, el de Patrick Blanc. Este botánico francés hoy es conocido en el mundo entero gracias a su labor de investigación e innovación en materia de jardines verticales. Si era difícil encontrar un espacio verde en un núcleo urbano, Black pensó en crearlo aprovechando los cerramientos verticales, especialmente de las medianeras, pero también de las fachadas.

Trabajando en ello, ha logrado popularizar el término hallando un sistema para facilitar su construcción y mantenimiento, siendo muchos los proyectos arquitectónicos y de paisajismo en los que ha incluido plantas en lugares donde nadie hubiera imaginado.

Jardines verticales: beneficios

Por sus múltiples beneficios, los jardines verticales han superado la barrera de ser una simple moda para convertirse en una estructura habitual para muchas ciudades.

Sus beneficios más evidentes son los que se pueden percibir a simple vista. Los jardines verticales embellecen cualquier espacio, ya sea interior o exterior, revalorizan los edificios, pueden ser el perfecto camuflaje para fachadas, muros o paredes dañadas o poco estéticas, evitan que se produzcan situaciones de vandalismo (como el pintado de grafitis) y, en definitiva, generan una mejora paisajística y arquitectónica de un lugar.

Pero más allá de lo estético, los jardines verticales ofrecen beneficios aún más importantes. Nos referimos a sus cualidades para optimizar el espacio de las ciudades y convertirlas en lugares más sostenibles y eficientes. La legislación existente persigue precisamente este fin. Las coberturas vegetales generan oxígeno necesario, atrapan el polvo, ayudan a absorber el agua de la lluvia evitando las impermeabilizaciones, ayudan a filtrar gases nocivos, atrapan y procesan metales pesados, mejoran el rendimiento, concentración y productividad de quienes están en contacto con ellas, provocan efectos relajantes y, entre otros aspectos, reducen la contaminación sonora.

Unos jardines con una belleza impactante, capaces de adaptarse y crecer en cualquier superficie y que aportan grandes beneficios a las ciudades, ¿podría la naturaleza ser algo más maravilloso?

 

¿Necesitas ayuda de un profesional para el diseño de jardines? ¡Déjalo en nuestras manos! Contactar con jardineros en Barcelona.

2018-12-20T10:00:50+00:00 diciembre 20th, 2018|Prensa|Sin comentarios

Deje su comentario