Mantenimiento de jardines: ¿qué signos indican que mi jardín necesita mayor cuidado?

Mantenimiento jardines

A todos nos gusta la naturaleza y por muy urbanitas que seamos, siempre tenemos pendiente esa excursión o salida a la playa o a la montaña. Apreciamos una puesta de sol, admiramos un bosque silencioso y nos encanta pasear descalzos por la hierba… Por eso se entiende que necesitemos de nuestros jardines, esos pequeños trocitos de naturaleza que el famoso paisajista catalán Rubió i Tudurí definió como ‘libros en el paisaje’.

Hay muchos síntomas que denotan en ellos una falta de cuidados o la exigencia del consejo y de la intervención de una empresa de jardinería profesional. Saber mirar es muy importante para poder detectarlos y avanzarse a los problemas. El pasar de los días o el acostumbramiento nos pueden cegar hasta llegar a situaciones críticas que podían haber sido evitadas. Por ello, un buen mantenimiento de jardines se hace imprescindible.

¿Quieres aprender a mirar tu jardín para descubrir qué le sucede?

La naturaleza y las plantas nos mandan mensajes…

Algunos signos de falta de cuidado o necesidad de mantenimiento del jardín son muy evidentes, y quizás ya te hayas dado cuenta de algunos como los que te explicamos a continuación:

  • El crecimiento excesivo de nuestros árboles para el espacio que tienen o la pérdida del color verde que les es propio.
  • Mucha gente habla de plantas tristes, apagadas y tienen razón, ya que manifiestan un problema.
  • Si se secan algunas zonas de nuestras vallas de cipreses o de tuyas es otro indicio de plagas o enfermedades.
  • También puede ser una prueba de falta de cuidado, la confusión y mezcla entre plantas, cuando ya no sabemos dónde acaba una y comienza la otra.
  • Las calvas permanentes en el césped o la aparición en él de pequeños montículos de barro negro y pegajoso.
  • Las procesiones de orugas que bajan de los pinos o la aparición de agujeros en los rebordes de las hojas.
  • También genera problemas futuros la escasa presión en los aspersores que riegan el jardín o el encharcamiento habitual del agua en algunas zonas de la parcela.

Otros son más discretos, y precisan de una mirada más profunda o más experta. Pero aún así puedes llegar a date cuenta si observas durante tiempo y con atención:

  • Mis frutales tienen cada vez menos flores y frutos.
  • El envejecimiento de mis plantas, que van perdiendo su forma ideal o que se quedan sin hojas en las zonas más bajas.
  • En este grupo también tenemos la aparición de musgo en gravas, losas y céspedes o de la tierra suelta y removida sobre los escondidos túneles que provocan los topillos.

Mantenimiento jardines

Nuestro jardín ya no es el que era…

Hay otros síntomas, menos evidentes, pero que anuncian la necesidad de una intervención, ligera o de más calado, de la mano de una empresa de jardinería.

Un día descubrimos que nuestro jardín ha perdido su gracia. Antes nos ilusionaba y ahora no nos aporta la misma satisfacción. Se ha convertido en monótono y las plantas que van quedando no acaban de decirnos nada especial. Ya no salimos afuera tan a menudo a disfrutarlo y nuestros invitados ya no comentan ninguna virtud del jardín desde hace tiempo.

Un jardín es un elemento vivo y pasa por diferentes periodos. Cuando es joven tiene sus necesidades y su manera de funcionar: las plantas son resistentes, tienen espacio y todo es nuevo, la tierra está llena de sales minerales, es porosa, hay mucha luz. Todo va a favor y a poco que nos dediquemos hay recompensa. Cuando el jardín madura comienzan los problemas derivados de la competencia entre las plantas, la incorrecta formación del arbolado o la falta de fertilizaciones, o por la aparición de plagas y enfermedades que se acaban convirtiendo en endémicas. La experiencia de profesionales como nuestros jardineros en Barcelona, corrige estos problemas, pues tienen los conocimientos y la maquinaria para devolver a un jardín adulto su lozanía.

En jardines senescentes, viejos, la intervención todavía debe ser más técnica. Hay decisiones delicadas, como la de rejuvenecer las plantaciones, realizar tratamientos para la prevención de plagas y enfermedades, o realizar correcciones ajustadas de minerales. Los jardineros saben cómo actuar ante un jardín en el que, teniendo las mismas especies, las condiciones de hábitat han cambiado respecto de las iniciales. El análisis de posibles riesgos de arbolado o su corrección también comportan experiencia y el buen hacer de los técnicos.

Sea cual sea el momento de tu jardín, confía en los profesionales, ya que tener un jardín no debe ser un problema más, ni tampoco una fuente de discusiones o de gastos desorbitados. Tener una terraza o jardín debe ser eso que anhelamos, un descanso, una desconexión, ese pequeño trocito de naturaleza del que somos afortunados de disfrutar.

Manel Vicente
Research and New Technologies

¿Necesitas ayuda de un profesional para el mantenimiento de jardines? ¡Déjalo en nuestras manos! Contactar con jardinero en Barcelona.

 

2018-05-30T13:56:34+00:00 marzo 6th, 2018|Mantenimiento de jardines|1 comentario

Un comentario

  1. SanalSosyal 15/03/2018 en 19:36 - Responder

    Lo contratará de jardinero en cualquier momento, eso si con gastos reservados así no figura en la planilla

Deje su comentario