4 Flores y arbustos de invierno

El invierno, esta preciosa estación del año donde el cielo se tiñe de blanco y el frío invade nuestras ciudades y, sobre todo, nuestros jardines. Es una época difícil para algunas plantas que no soportan las bajas temperaturas ni las heladas, por eso debemos controlarlas e intentar protegerlas en los días más fríos. Aun así, hay ciertos arbustos y plantas que adoran los días fríos, resisten a las bajas temperaturas y florecen en la temporada de invierno. En este artículo queremos mostraros cuatro plantas y arbustos que son perfectas para los meses de invierno.

1. Iris Unguicularis o Lirio de Argel:

El Iris Unguicularis o comúnmente llamado Lirio de Argel o Lirio de invierno, es una planta perteneciente a la familia de las Iridáceas, procedente del Mediterráneo Occidental, Oriental y del norte de África. Se caracteriza por su llamativo color morado y por su suave y agradable perfume. Esta flor dispone de tres pétalos externos enrollados y otros tres pétalos interiores más pequeños. No necesita suelos drenados ni un mantenimiento continuo, sino que prefiere espacios rocosos de difícil acceso y suelos secos.

El mejor momento para plantar el Lirio de Argel es durante el mes de otoño. Su floración se produce durante el invierno, aunque las flores no suelen aparecer durante primer año de cultivo, sino después, pasados los primeros años, cuando la flor está más arraigada al suelo.

2. Calluna vulgaris o Brezo:

Si queréis un precioso arbusto para vuestro jardín, el Brezo es una gran opción. Este pequeño árbol originario de Europa y Asia, cuenta con unas diminutas flores que crean racimos alargados y de diferentes colores, siendo una planta muy llamativa y original. Este arbusto necesita un suelo ácido y no tolera la cal, por ese motivo es importante crear un buen acolchado para que se asiente mejor y su crecimiento sea perfecto.

El Brezo florece entre la temporada de otoño e invierno, dependiendo de la especie escogida. La poda se puede realizar durante la primavera, para ayudar a mejorar la floración en la siguiente temporada.

3. Helleborus niger o Rosa de Navidad:

Esta flor de invierno, la llamada Rosa de Navidad, proviene de la familia de las Ranunculaceae y es originaria del sur de Europa y de Oriente Medio. Es una planta perenne, con flores de gran tamaño compuestas por cinco pétalos que, dependiendo de la variedad, pueden ser de color blanco, rojo o rosa. Esta planta debe cultivarse durante el otoño, y necesita suelos calcáreos.

Las flores de la Rosa de Navidad aparecen durante los meses de invierno y resiste a temperaturas extremas de hasta -15 º C. Es importante realizar un riego constante para mantener la tierra húmeda, sin llegar al encharcamiento.

4. Viburnum tinus o Durillo:

Si preferís una planta autóctona procedente de la Península ibérica, El Durillo es el arbusto más adecuado. Este árbol navideño es perenne, y ofrece unas hojas ovaladas de un color verde muy brillante. Sus flores son de color blanco y crecen en ramilletes que pueden llegar a medir diez centímetros de ancho. Es una planta que tolera temporadas de sequía y por tanto, no requiere de un riego constante.

El Durillo florece durante los meses de invierno, hasta llegar a la primavera. Aunque es una planta que resiste y tolera las temperaturas frías, debemos protegerla de las heladas extremas.

 

¿Quieres tener en tu jardín las mejores flores y arbustos de invierno? ¡Déjalo en manos de nuestros expertos en mantenimiento y diseño de jardinesContactar con jardineros en Barcelona.

2019-12-23T11:39:06+00:00 diciembre 23rd, 2019|Diseño de jardines|Sin comentarios

Deje su comentario