4 flores de otoño para tu jardín

¡Ya estamos en pleno otoño! y es el momento de disfrutar de todo lo que nos ofrece esta fantástica estación del año. Durante estos meses las calles y los jardines se llenan de hojas secas que caen de los árboles, y de charcos de agua provenientes de las lluvias, creando un ambiente fresco pero lleno de magia e ideal para pasear y disfrutar del entorno.

En este actual período podemos introducir nuevas plantas y flores que llenarán de alegría y color nuestros jardines y terrazas. Por este motivo, queremos recomendarte cuatro preciosas plantas que florecen en otoño y que aportarán vida al exterior de tu hogar:

1. Cyclamen:

El Cyclamen es una planta herbácea perenne que se caracteriza por su floración durante los meses más fríos del año, siendo una de las pocas plantas que florecen durante las estaciones de otoño e invierno. Como es una flor delicada necesita cuidados específicos. El riego es un elemento muy importante, y requiere de grandes cantidades de agua, pero nunca tiene que llegar a encharcarse. No deben mojarse ni las hojas ni las flores, ya que éstas podrían pudrirse. La manera ideal de suministrar el agua es colocando un plato en la parte inferior de la maceta, para que la planta pueda absorberla y la tierra se mantenga húmeda constantemente. Respecto a la exposición solar, si la flor se coloca en un espacio exterior, es recomendable que se sitúe en lugares de semisombra.

2. Caléndula officinalis:

La Caléndula officinalis es una planta herbácea y anual que florece también durante los meses de otoño e invierno. Puede resistir temperaturas frías de hasta -3 ºC. En los jardines y terrazas esta planta suele utilizarse para formar parterres. Las flores de la Caléndula ofrecen de tres tonalidades muy características: el amarillo, el naranja y el color albaricoque; motivo por el cual suelen disponerse entre espacios llenos de césped, ya que así destacan en entornos donde predomina únicamente el color verde. Esta planta puede instalarse en macetas o en jardineras, siempre iluminada, aunque también tolera muy bien la semisombra. Para su correcto desarrollo es necesario que la tierra esté húmeda de forma constante.

3. Pensamiento:

El Pensamiento es, sin duda, la planta por excelencia de la temporada de otoño-invierno. Su floración es continua y abundante desde que empiezan a bajar las temperaturas hasta el fin del período invernal. Existen muchas variedades de Pensamientos con una multitud de tonalidades y colores. Para que las flores se mantengan fuertes y radiantes durante todo el período de frío es necesario un riego abundante, procurando que la tierra esté siempre húmeda. También requieren de una luz solar directa en las flores, consiguiendo así que la planta crezca resistente y brillante.

4. Col ornamental:

La col ornamental es una opción perfecta para decorar tu jardín. Esta planta tiene una altura y un diámetro de 25 a 30 cm. Su resistencia a temperaturas frías y heladas es impresionante, puede soportar hasta los -8 ºC, y precisamente requiere de temperaturas bajas para su correcto desarrollo y para exaltar su belleza. Es el frío el que consigue que la col adquiera sus acentuadas tonalidades moradas. Esta flor también resiste sin problemas a la iluminación solar directa y a los climas húmedos. Para su crecimiento es necesario un riego moderado, y en algunas ocasiones frecuente. El agua es un elemento imprescindible para que su desarrollo sea perfecto.

En definitiva, durante el otoño es posible colocar algunas plantas muy alegres y coloridas en nuestro jardín o terraza, consiguiendo así, disponer de un espacio lleno de vida y luminosidad, que contraste con el clima lluvioso y nublado del mes de otoño.

¿Quieres disponer de la mejor vegetación de otoño en tu hogar? ¡Déjalo en manos de nuestros expertos en mantenimiento y diseño de jardinesContactar con jardineros en Barcelona.

2019-11-07T10:51:32+00:00 octubre 28th, 2019|Diseño de jardines|Sin comentarios

Deje su comentario